4 Razones Para Realizar un Viaje Escolar a Rusia

El país más grande en el mundo, que abarca nueve zonas horarias y cubriendo más de una novena parte de la superficie terrestre de la Tierra, Rusia es en gran parte desconocida y tergiversada por muchas personas.

Para muchos, esta gran proporción del planeta se caracteriza por ser sombría, monótona y rígida, las imágenes de la ex-union Soviética con el Gulag en la nieve, gorros de piel con el sello de la insignia roja, las tropas que marchaban a la orden y campesinos laborando en campos fríos - así, para muchos, la oportunidad de disfrutar de este país puede parecer poco atractivo.

Pero muchos no saben lo que se están perdiendo! Rusia actualmente está muy lejos de la era soviética, y sus ciudades, el paisaje y la cultura ofrece muchas atracciones únicas que no se encuentran en otros lugares. Además, los niños pueden cambiar sus ideas erróneas y disfrutar de estas atracciones en una excursión escolar innolvidable.

El descubrimiento de una ciudad próspera

Un viaje escolar a Rusia va a demostrar a los mas jovenes que el país ha progresado enormemente y ha desarrollado su infraestructura desde los días del comunismo.

Las tensiones de la Guerra Fría y el carácter anárquico y caótico posterior de la democracia que siguió a la caída del Muro de Berlín y el desmoronamiento del comunismo, ha sido sustituida por una nueva arquitectura, el transporte y la industria moderna. La Plaza Roja, en Moscú, cuenta con las luces y el glamour de una ciudad próspera.





La belleza

Muchos estudiantes que se embarcan en un viaje escolar a Rusia tendrán algunas imágenes en su mente de las torres y techos redondos de la arquitectura bizantina clásica.

En contraste con los estereotipos de los edificios comunistas, gran parte de la belleza elegante de la vieja Rusia ha resurgido como las ciudades han desarrollado y el dinero se ha gastado en nuevos edificios y esculturas. Una visita a San Petersburgo, con su belleza clásica y diseños clasicas, revelará a los estudiantes cómo Rusia puede presumir de una de las ciudades más bellas del mundo.

La herencia

La memoria de la vieja Rusia no es algo que pueda ser completamente descartado como una era de angustia. Como estudiantes entusiastas en un viaje escolar pueden descubrir, que Rusia tiene raíces profundas en el pasado.

Todavía con la bandera de los restos del Imperio Romano de Oriente, las iglesias ortodoxas tienen muchas de las características de arte único y el diseño de la era bizantina clásica en sus iconos y ventanas de vidrios de colores. Por otra parte, un paseo por el Kremlin mostrará cómo hasta la era soviética cuenta con un patrimonio importante desde el momento más importante en la historia.

La cultura

Por último, un viaje de estudios a Rusia disipará el paradigma cultural que obliga a la nación a Soviética y la mitología basada en un campesinado sometido. Rusia es tan diversa como lo parece, que van desde las ciudades al campo, de norte a sur, junto al mar a la nieve, de Moscú a San Petersburgo.

A medida que más y más inmigrantes entran en el país y su población aumenta, una visita aquí es una experiencia educativa de gran alcance para los estudiantes al sumergirse en un único y antiguo idioma, una exquisita gastronomía y su rica cultura.